¿Por qué necesito un asistente personal?

Ninguna persona es capaz de llevar todos los asuntos de su vida por si solo. Basta con recordar pequeñas situaciones en las que hemos necesitado la ayuda de un familiar, o amigo, para solucionar un problema. Lo mismo sucede cuando nos vemos desbordados por el trabajo y necesitamos cumplir con ciertas obligaciones, que nos arrebatan el poco tiempo libre del que disponemos. No obstante, ¿qué podemos hacer en esos casos?. La respuesta es muy sencilla, acudir a nuestro asistente personal.

¿Por qué necesito un asistente personal?

En España la imagen del asistente personal no está demasiado extendida y es un nicho de mercado, aun por explotar en nuestra sociedad. No obstante, hay sociedades, en las que no se podría vivir sin la figura de un asistente personal, como es el caso de América. Y es que nos encontramos en una sociedad cambiante, llena de posibilidades y nuevas tecnologías, que nos facilitan el día a día, pero que al mismo tiempo acaban saturando nuestro tiempo libre.

Hay que destacar, que muchos de los líderes de nuestra historia, no habrían llegado muy lejos sin la ayuda de un asistente personal que les ayudase y asesorase de una manera modesta y eficiente.

Es cierto que con las nuevas tecnologías, hemos conseguido ahorrar tiempo a la hora de hablar con personas de otras ciudades, encontrar información sin necesidad de acudir a la biblioteca del barrio, mandar documentación de manera informatizada sin tener que desplazarnos hasta la oficina de correos para enviarla en un sobre convencional.

¿Y aun con todos estos avances, es necesario disponer de un asistente personal?

La respuesta es muy simple. El asistente personal, nos permite realizar todas esas funciones que necesariamente hacen falta hacerse en diferentes lugares y a diferentes horas de manera presencial. Entre las principales tareas que puede realizar un asistente personal se encuentra:

- Atender llamadas telefónicas, mientras que la persona a quien representa está reunida o de viaje.

- Organizar la agenda de un ejecutivo para que no se solapen visitas, clientes, o reuniones en la misma fecha.

- Buscar e informar de eventos relacionados con el negocio de su representado, para ampliar sus contactos y conseguir nuevos clientes.

- Dar la cara y resolver reclamaciones o quejas de clientes, sin necesidad de que lo haga el propio empresario.

- Solucionar asuntos cotidianos que conllevan una pérdida de tiempo valioso para que el representado pueda dedicarlo a otros asuntos de mayor importancia. Nos referimos a llevar el coche al taller, pasar la ITV, buscar un regalo de boda, un regalo de cumpleaños, comprar un traje, llevar papeles a los juzgados, hacienda y mucho más.

Finalmente, destacar que la figura del asistente personal, o como comúnmente se conoce “vendedor de tiempo” nos permite ser más organizados y gestionar el tiempo de manera eficiente, para que podamos disfrutar de nuestro tiempo libre sin limitaciones.

Imagenelanuncios

, , , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario